Hoy 26 de enero es el día del Nutriólogo y con ello es importante recordar la importancia de llevar a cabo una buena alimentación y fomentar hábitos sanos en nuestros hijos con o sin  síndrome de down, además de generar una educación alimentaria y supervisión adecuada.

En personas con Síndrome de down existen riesgos de obesidad, ya que se encuentran implicados tanto factores genéticos y la predisposición a llevar una vida sedentaria; adicional a una mayor incidencia de hipotiroidismo, con uno de los efectos secundarios, la obesidad.

Uno de los factores persistentes en personas con Síndrome de Down es la obesidad, pues existe mayor grado de grasa corporal  debido a factores genéticos y a la predisposición de llevar una vida sedentaria; adicional a una mayor incidencia de hipotiroidismo, con uno de los efectos secundarios como la obesidad.

Por ello es importante consultar un nutriólogo que les ayude a desarrollar  un plan nutricional personalizado, que tome en cuenta las necesidades específicas según su edad, estatura y tomando algunas enfermedades que puedan estar relacionadas a la salud del paciente con SD:

Consideraciones para una buena alimentación:

  1. Evaluar el estado de salud actual.
  2. Alimentación basada en frutas, cereales, proteínas y vegetales.
  3. Reducir el consumo de carbohidratos.
  4. Conocer las posibilidades de alguna alergia alimentaria o problemas gastrointestinales.
  5. Evitar alimentos industriales.
  6. Consumo de grasa limitado y mayor utilización de aceite de oliva o girasol que es aceite de origen vegetal.
  7. Considerar poca o baja tolerancia a ciertas texturas, es importante ir fomentando una alimentación en trozos y no siempre darles papillas.
  8. Introducir diferentes tipos de guisados, ya sea al horno, asados, al vapor; con la finalidad de reconocer sabores diferentes y tolerancia a diferentes técnicas de guisado.

 

Importancia de realizar actividad física

Debido al gran porcentaje de problemas cardíacos que presentan las personas con SD a lo largo de toda su vida, es importante realizar actividades físicas que promuevan una oxigenación y una quema de calorías adecuada. Actividades como natación, fútbol, salir a caminar, correr, clases de baile; además de que las actividades les brindarán mayor motricidad gruesa, interacción social y autonomía.

El sedentarismo es el factor de riesgo a la salud más importante en personas con SD y conforme van siendo adultos es mayor este sedentarios, por ello es importante introducir actividades deportivas desde niños, la constancia y el trabajo que realicemos el día de hoy como padres tendrá sus beneficios en edad adulta creando hábitos,  con el fin de prevenir las enfermedades crónicas de la edad adulta y tratar de forma adecuada y precoz las patologías asociadas.

 

Para más información puedes consultar: https://www.downciclopedia.org/salud-y-biomedicina/alimentacion/771-prevencion-de-la-obesidad.html

83108481_789988958157876_3863791582079614976_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s