Inicio de clases en medio de una pandemia

Vamos en el día ciento y tantos de este confinamiento que al inicio solo era una cuarentena. En México la pandemia nos tomó por sorpresa a un poco más de la mitad del  ciclo escolar; primero parecía cuestión de unas semanas y algunas escuelas dejaron algunos trabajos para hacer en casa, pero esto se fue prolongando cada vez más hasta que maestros, escuelas, alumnos y padres de familia tuvimos que adaptarnos  a nuevas formas de trabajar en línea o con cuadernillos para poder concluir el calendario y el programa escolar.

En verdad fue todo un reto y  en definitiva esta pandemia dejo muchos aprendizajes para nosotros como padres, quienes no estábamos preparados para asumir un rol de maestros y mucho menos los niños a vernos ahora como ello, además de seguir cumpliendo con nuestros horarios laborales en línea y la carga de llevar una casa con las implicaciones de comida, limpieza, meter a bañar niños, conseguir alimentos sin salir de casa… en fin.

Hoy nos encontramos en periodo de “vacaciones de verano” encerrados en casa y se acerca el regreso a clases en medio de una pandemia que parece todavía durar algunos meses más, o  por lo menos hasta que los niños estén seguros para regresar a clases presenciales y las ciudades pasen a lo que le llaman semáforo verde. Es así que  llevo semanas pensando en las decisiones que tomaremos para el siguiente ciclo escolar y cómo seguramente se encuentran muchas otras mamás y padres de familia ante la incertidumbre de ¿qué elegir para seguir con el desarrollo de nuestros hijos? Adicional la preocupación de seguir conservando nuestros trabajos y/o  nuestras las fuentes de ingresos que se han visto quebrantadas ante una situación de economía mundial que ha sido afectada a muchos sectores.

El tener un hijo con discapacidad implica ciertos retos educativos y no por qué veamos en ellos limitantes, sino por las pocas oportunidades y las barreras que impone el sistema escolar. Ahora  imaginen estas luchas en medio de una pandemia donde el dilema es más complejo tomando en cuenta que uno de los factores más importantes en es el tema de salud que puede verse comprometido, donde algunos niños con discapacidad pasan a ser un sector mucho más vulnerable con temas de inmunodeficiencias, predisposición a desarrollar neumonías, mala mecánica de deglución, cardiopatías, etc.

 ¿Y entonces qué vamos hacer el próximo periodo escolar?

 Para algunas familias sería el primer año para inscribirlos en un preescolar, o como nosotros que buscábamos la opción de una primaria, y que decir de los chicos más avanzados que pasarían a una secundaria o una preparatoria con tantas ilusiones. En nuestra situación a cualquier año al que pasen significa detener una dinámica y rutina escolar que ya se tenía implementada y la cual llevo mucho tiempo de trabajo para llegar a objetivos tan sencillos como el ir al baño solos, seguir las normas sociales , el seguir indicaciones dentro del salón, la convivencia con su compañeros, en fin….  son tantas situaciones que se presentan y donde nos comprometemos a seguir trabajando en su independencia.

Y esto me lleva a preguntar ¿Quién se preocupa por los niños con discapacidad en medio de está pandemia?, donde muchos colegios cerraron sus puertas, en España por ejemplo cerraron las escuelas de educación especial, en algunas escuelas de México que se llaman inclusivas ni siquiera los están contemplando por pertenecer al sector vulnerable de salud…. ¿Quién vigilará que se respeten sus derechos educativos y no se les cierren las oportunidades solo por representar una carga moral ante la pandemia? O en las escuelas que se llaman ser inclusivas ¿Qué compromiso van a adquirir para continuar  programas y adecuaciones en las clases en línea?, y que decir de quienes asisten a escuelas públicas apoyados de maestros USAER, y si hay muchos maestros comprometidos y quienes seguramente están buscando las soluciones pero lo importante es visibilizar las necesidades de nuestros hijos. Aunado a ello se encuentra la situación de muchas familias que ya deberán regresar a sus labores, imposibilitando el quedarse en casa para acompañarlos y ser el apoyo educativo que requieren.

Es así como muchos padres de familia tendremos que hacerle frente a la situación, evaluar las opciones viables que tenemos frente y saber elegir la correcta.

¿Qué elegir para nuestros hijos con discapacidad?

Pues platicando con algunas mamás y familias he podido ver que algunos optarán por hacer este año homeschooling y es una buena opción siempre y cuando se prepare una buena currícula educativa apoyados de una profesional en aprendizaje; el reto de esto es que la SEP (Secretaría de Educación Pública) no avala este tipo de escolarización y se tiene que buscar la certificación con un programa extranjero, y en realidad solo es un trámite para que la SEP lo pueda avalar, pero si se quedan en casa estudiando y no les interesa un documento lo pueden realizar y ya el siguiente año ver cómo justificar ese curso.

Otra de las opciones es un colegio particular que tenga la modalidad híbrida de clases en línea y si regresan a clases presenciales tener la oportunidad de decidir continuar en línea. En la opción de clases en línea tendrían que hacer adecuaciones pertinentes de acuerdo a sus necesidades y ver la oportunidad de tener clases incluidos con su par de compañeros, para este caso tendría que haber un fuerte compromiso entre la familia, la escuela y terapeutas para ir estableciendo retos y objetivos alcanzables de manera semanal; pero es importante  saber que trabajar en línea tiene sus propios desafíos y al principio podrá costar un poco de trabajo, en este caso se requiere de una guía quien poco a poco pueda ir introduciéndose a este manejo y nueva forma de trabajo y lo que es una realidad es que no todas las mamás tenemos la paciencia ni las bases ni las estrategias para hacer este acompañamiento y fueron mucho de los temas que surgieron cuando inició la pandemia.

La tercera opción que veo viable es inscribirlos en una escuela de educación especial, donde tendrán un acompañamiento más personalizado, incluyendo clases en línea con compañeros que también van a su propio ritmo, y donde los maestros podrán apoyar más a los padres para ir estableciendo objetivos y  lo que se espera del alumno este año sin sentirnos tan abrumados por contenidos extensos donde priorizamos el trabajo fundamental sobre un tema de inclusión que tal vez por el momento  no es viable debido a las circunstancias. Además estas escuelas en caso de un regreso seguramente tendrán mayores protocolos para cuidar a sus alumnos quienes en muchos casos tienen mayor inmunodeficiencias y una población escolar mucho más vulnerable; por lo que deberán tener mayor conciencia sobre las necesidades del alumno y la familia; otra de las ventajas es que podrán darlo de alta ante la sep y registrar su año escolar como trabajado.

También existe la posibilidad de decidir no agobiarse por este año escolar y es válido siempre y cuando sigamos trabajando en casa a nuestro propio ritmo, ejecutando un programa con tiempos determinados de trabajo. Tal vez de la mano con la terapeuta de lenguaje realizando un cuadernillo de trabajo con actividades, realizando evaluaciones para ir alcanzando objetivos claros y de esta manera no sea un año perdido; si no por el contrario un tiempo mucho más dedicado y personalizado donde podrán ver grandes avances.

En cualquiera de las opciones lo que si no podemos permitirnos es darnos por vencidos y sea un año donde nuestros hijos no tengan un avance y mucho pero tengan un retroceso en el trabajo realizado en años anteriores. Hay muchas familias con hijos pequeños que en verdad no pasa nada si este año no los escolarizan, pero en el caso de hijos que ya están en una primaria, secundaria e incluso preparatoria debemos seguir manteniendo ese ritmo de trabajo que llevábamos.

Les deseamos la mejor de las suertes y siempre priorizar la salud de nuestros hijos ante todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s